Información sobre Cookies: Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegando en este sitio web, aceptás el uso de cookies.

Lee más acerca de las cookies
¿Es usted un cliente?
¿Eres un particular o una empresa?
¿Quiere hacer un Test Drive de algún modelo particular?

Complete el formulario y elija el vehículo que quiere probar. Su solicitud será enviada al concesionario que haya seleccionado.

Cerrar
¿Quiere recibir una oferta comercial?

Complete el siguiente formulario. Su solicitud será tratada por un experto. Nos comprometemos a responder a sus preguntas en el tiempo más breve posible.

Cerrar
¿Quiere recibir información de un vehículo?

Complete el formulario y elija el vehículo del cual desea recibir información.

Cerrar
¿Esta buscando información?

Complete el siguiente formulario con sus preguntas.Cualquiera que sea el tema, su solicitud será tratada.Nos comprometemos a responder en el tiempo más breve posible.

Cerrar
CITROËN APUESTA A LA CONDUCCIÓN

CITROËN APUESTA A LA CONDUCCIÓN RESPONSABLE

En el marco de sus acciones de responsabilidad social, CITROËN Argentina y CESVI Argentina realizaron un operativo vial donde especialistas en la materia midieron los riesgos que asume un conductor transitando a distintas velocidades. Este informe, realizado junto al CITROËN C4 Lounge, comprobó que una diferencia de 20 km/h no modifica los tiempos de traslado pero sí incrementa considerablemente las posibilidades de sufrir un siniestro.

Multiplicar las probabilidades de tener un siniestro por ganar unos minutos es tan ridículo como frecuente. En el marco de sus acciones de responsabilidad social, CITROËN Argentina y CESVI, junto a un equipo de especialistas en Seguridad Vial realizaron un operativo donde se midió cómo influye una diferencia de velocidad de 20 km/h en el tiempo de recorrido y en los riesgos asumidos.

“En esta oportunidad, quisimos estar presentes en esta acción con CESVI ya que consideramos esencial que las personas se interioricen sobre este tipo de estudios y la incidencia de sus comportamientos al momento de conducir un vehículo. Y qué mejor oportunidad para hacerlo con el CITROËN C4 LOUNGE, una referencia nacional en materia de seguridad.”, comentó Soledad Bereciartua, Gerente de Comunicación de Citroën Argentina.

Este informe incluyó un circuito citadino y otro mixto (ciudad y autopista), y en ambos se comprobó que a mayor velocidad se ganan pocos minutos y aumenta considerablemente la posibilidad de sufrir un siniestro. La diferencia entre circular a 130 o 110 kilómetros por hora en un trayecto de 107,5 kilómetros sólo permite ganar 8 minutos e incrementa un 33% las chances de sufrir un siniestro. A mayor velocidad el conductor tiene menor margen de error para la maniobra y las consecuencias pueden ser mayores.

“Es indudable que los conductores quieren llegar desde un punto a otro lo más rápido posible y con una sensación razonable de seguridad. Pero la mayoría ‘negocia’ con el tiempo y con su propia seguridad y la del resto de los conductores. Lo más importante es el cambio cultural en la gente. En la búsqueda de obtener más datos para encontrar soluciones, llevamos a cabo esta nueva experiencia con el objetivo de crear conciencia”, comenta Marcelo Aiello, Gerente General de CESVI Argentina.

EL ESTUDIO

CIRCUITO MIXTO

Se realizó un recorrido entre tres oportunidades (ida y vuelta) desde el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires al Partido de Pilar. Allí, tres CITROËN C4 Lounge trataron de mantener una velocidad constante de 90, 110 y 130 km/h en autopista y las máximas permitidas en la Avenida General Paz, en la Avenida Leopoldo Lugones y en la Avenida 9 de Julio. Fueron tramos de 107,5 kilómetros. Para tener una medida del riesgo se ponderaron las siguientes maniobras: frenadas (15% riesgo), frenadas bruscas (35%), cambios de carril (10%) y adelantamientos por izquierda y por derecha (10% y 30% respectivamente). Con estos porcentajes se realizó el cálculo en cada recorrido.

El CITROËN C4 Lounge que iba a 130 km/h corrió un riesgo del 70% mientras que el de 90 km/h fue de 40,70% y el de 110 km/h de un 37,55%. En síntesis, el que circuló a 130 completó el recorrido 13 minutos antes que el vehículo que llegó último. Con lo cual queda en evidencia que circular a mayor velocidad no le significa al conductor ganar tanto tiempo pero si aumentarle considerablemente el peligro durante el recorrido. El que viajó más rápido realizó 108 sobrepasos y 231 frenadas, mientras que el que circuló a 110 km/h sobrepasó 60 veces y frenó 118, y el que llegó último sólo tuvo que adelantarse 80 veces y frenar en 116 ocasiones. Esto demuestro que la velocidad más adecuada, teniendo en cuenta las variables tiempo y velocidad, fue la de 110 km/h, ya que llegar 8 minutos antes sube más del 33% el riesgo de sufrir un siniestro.

CIRCUITO CITADINO

Se realizó un recorrido en el cual los CITROËN C4 Lounge trataron de mantener una velocidad constante de 40 km/h y 60 km/h, recorriendo en tres oportunidades (ida y vuelta) un trayecto desde la intersección de Av. Del Libertador y Comodoro Rivadavia hasta la Plaza San Martín del barrio de Retiro (21.5 kilómetros). El estudio arrojó que el vehículo que circuló a 60 km/h completó el recorrido 12 minutos antes que el vehículo que iba a 40 km/h. Sin embargo, el que circulaba a mayor velocidad asumió riesgos por un 52,40% mientras que para el otro fue de un 34,35%.

Más allá de estos datos numéricos, durante la experiencia se comprobó que circular a una velocidad demasiado reducida obliga al conductor a cambiar de carril (63 veces) debido a la presión de otros conductores que buscaban hacerse paso. Esas maniobras, casi permanentes, pueden generar situaciones de peligro. Hay que tener en cuenta que gran parte de estos cambios de carril se debieron a que se circuló en la misma vía que el transporte público. Otro dato significativo surge con los 112 adelantamientos que efectuó el vehículo que transitaba a 60 km/h en su afán de sostener su promedio de velocidad. De esta manera aumentó el riesgo de un siniestro, mientras que el auto que circuló a 40 km/h solo se adelantó en 10 oportunidades.

¿CÓMO SE VE AFECTADA LA VISIÓN PERIFÉRICA?

Cuando una persona circula a una velocidad excesivamente superior a la máxima permitida, el campo de visión del conductor se achica y solo comienza a prestar atención a lo que pasa adelante. De esta manera deja de tener noción de lo que sucede a los costados de la ruta. Por ejemplo, a 40 km/h el conductor tiene un campo de visión de 100º, lo que le permite ver obstáculos situados en los laterales de la vía y otros peligros potenciales. A 70 km/h el campo disminuye a 75º, mientras que a 130 km/h su campo de visión cubre unos 30º, lo que reduce considerablemente su capacidad de valorar cualquier peligro potencial.

DISTANCIA DE FRENADO

Desde el momento que un conductor percibe un potencial riesgo durante la conducción y decide frenar, pasa aproximadamente 1 segundo. En este lapso de tiempo, el conductor percibe, reacciona y comienza a frenar. Teniendo en cuenta esto, a modo de ejemplo, un conductor que circula a 90 km/h y frena a fondo recorre aproximadamente 70 metros hasta detener su vehículo a cero. Mientras que el vehículo que circula a 110 km/h recorrerá 98 metros y el que circula a 130 km/h avanzará 131 metros hasta detenerse por completo.

Top